Alas6enlaplaya - Acciones de comunicación

La fuerza de la incertidumbre.

 

foto_Cesar2

Tengo una primicia: estamos en crisis y todavía no sabemos cuando saldremos de ella!!!!

A un lado del ring, Irlanda, y Grecia, sentados en el banquillo para ver como otros juegan su partida. El paro dejan KO a trabajadores y jubilados buscando entre sus calcetines como seguir soportando tanto recorte social. Los bancos siguen sin hacer su trabajo y no prestan dinero, mientras el estado nos pide que no perdamos la confianza en un sistema financiero que no funciona. En la otra esquina del cuadrilátero, jóvenes emprendedores que ya estamos hartos de tanta crisis y pesimismo.

El derechazo que necesitamos para que compensar este duro y desigual combate hay que buscarlo en la ilusión por inventar un trabajo,  eso siempre es mejor que buscarlo y no encontrarlo. Todo empieza con un sueño, imaginas un escenario que te emociona lo suficiente como para dejarte la piel en conseguirlo.

Si tienes ilusión, voluntad, capacidad de aguante, espíritu de sacrifico y no temes a la incertidumbre; enhorabuena!!! eres una persona emprendedora. Bienvenido a una forma de entender la vida donde se disfruta conviviendo con la inseguridad del mañana. La incertidumbre es tan antigua como las crisis cíclicas, solo tienes que reducir la incertidumbre al intercambio de la oferta y la demanda

Si cuentas con un buen motivo, pero te falta la motivación, solo tienes la mecha pero no la pólvora que necesitas para que empiece el espectáculo. Estos son los “Emprendedores Carambola” que solo aspiran a probar fortuna cuando las circunstancias obligan.

Hazte a la idea !!!! Tu idea ya lo tuvo otro antes que tu.  Los “Emprendedores Felices” tienen una buena idea pero le falta definir su forma. Un negocio, es una mirada diferente sobre una idea cualquiera. Ser diferente asegura tener una propuesta única. Lo importante no es el producto sino la ventaja que ofreces.

Por último, aunque el 90% de los emprendedores fracasan antes de los cuatro años, no olvides que no existe nada que se pueda comparar a la libertad de saber que al fin y al cabo casi todo depende de ti, que esta en tus manos. Ese reto hace que me despierte cada mañana cinco minutos antes de que suene el despertador con ganas de intentarlo. Porque fracasar no es perder……..es no haberlo intentado.